sábado, 29 de abril de 2017

Escó - Zaragoza

Escó, Ruesta y Tiermas son solo un ejemplo de los que quedaron sumergidos bajo las aguas del embalse de Yesa. Con su construcción, varias localidades cercanas al río Aragón quedaron parcialmente inundadas, provocando que sus habitantes tuvieran que abandonar sus casas. Ahora, con el descenso de agua, han aparecido una serie de antiguas edificaciones muy interesantes para los más curiosos.

(Ana M.)

Beniarjó - Valencia

El tren salía de Almoines y seguía por la actual carretera durante un kilómetro escaso, hasta Beniarjó, donde tenía parada.
La estación de Beniarjó era un edificio de dos plantas con tejado a dos aguas y que actualmente está convertido en biblioteca, habiendo sufrido una transformación muy discutible. Fué construida en 1904 con una estética muy diferente de las restantes de esta linea. Contaba con vivienda para el jefe de staci´ñon, sala de espera, muelle de carga, servicios y despacho de billetes.
Como en el caso de Almoines se encuentra en perfecto estado de conservación.

(A un tir de pedra)

Escobosa de Calatañazor

Escobosa de Calatañazor es un despoblado de la provincia de Soria, partido judicial de Almazán. Pueblo de la comarca Soria que pertenece al municipio de Rioseco de Soria.

Geografía
Esta pequeña población de la comarca de Soria está ubicada en el centro de la provincia, al suroeste de la capital, bañada por el río Sequillo en la vertiente atlántica, al sur de Sierra de Cabrejas.

Historia

A la caída del Antiguo Régimen la localidad de constituye en municipio constitucional en la región de Castilla la Vieja, partido de Almazán que en el censo de 1842 contaba con 18 hogares y 70 vecinos, para posteriormente integrarse en Rioseco de Soria.

Patrimonio
Yacimiento kárstico constituido por brechas óseas que rellenan las fisuras de un anticlinal de calizas senonenses marinas, destaca por su aportación a la bioestratigrafía del Neógeno de la Meseta Castellana.

Beniarrés - Allicante

El tren salía de Orxa y continuaba, a los piés del Benicadell, en dirección a Beniarrés por un trazado distinto del original debido al derrumbe de un túnel.
Después de atravesar otro túnel llegaba a Beniarrés, donde había una estación hoy desaparecida, situada donde ahora está el CEIP de Perputxent. Tenía sala de espera, despacho de billetes, servicios y depósito de agua.
De Beniarrés salían anualmente 1200 toneladas de vino y aceite y entraban 500 toneladas de otros productos. Ante la demanda de carbón de Alcoy y como consecuencia de la poca potencia de las locomotoras, para salvar el desnivel entre Vilallonga y Orxa, tenía que arrastras tres o cuatro vagonetas, a lo sumo, y regresar a por las restantes. De nuevo en Beniarrés, se enganchaban todas de nuevo y se seguía el viaje.

(A un tir de pedra)

miércoles, 19 de abril de 2017

Esblada - Querol

Esblada: pueblo de la comarca del Alt Camp, en Tarragona, que pertenece al municipio de Querol.
Sus 14 casas y el resto de las 80 hectáreas de terreno -exceptuando la iglesia y el cementerio- están en venta por la suma de 280.000 euros.
Muchas de las viviendas están en ruinas y la mayoría de ellas no tienen techo porque según cuenta Isabel López: "la gente que pasa por la carretera se lleva las tejas".
Isabel López vive en la rectoría del pueblo y regenta una vinatería.

(Pueblos fantasmas de Cataluña)

sábado, 15 de abril de 2017

Eróles - Tremp

El pueblo de Eróles pertenece al ayuntamiento de Tremp ubicado en el Pailars Jussá, Lleida
A pesar de ser un pueblo con mucha historia y con gran cantidad de construcciones, en la actualidad el territorio está despoblado y casi todas las masías están abandonadas.
El origen del pueblo fue el castillo de Eróles, situado en el extremo sureste del pueblo. A partir del castillo se fue organizando el pueblo, que consta básicamente de una sola calle alargada y una plaza.
En el censo del 1359 constan unos 40 habitantes, población que aumentó a más de 100 alrededor de 1830. En 2006 había 11 habitantes.
La iglesia de "Santa María de Eróles" era parroquial, categoría que cambió en varias oportunidades. Fue destruida por vecinos de Tremp durante la guerra que enfrentó al obispo de Urgell con el conde de Pallars.
Fue reconstruida al terminar los enfrentamientos.

(Pueblos fantasmas de Cataluña)

jueves, 13 de abril de 2017

El Collado - La Rioja

Realmente está catalogada como despoblada, pero yo os tengo que decir que cada vez que he ido, siempre he visto a alguien. La primera vez, era en pleno invierno, recorrimos el pueblo, pensando que allí no vivía nadie, y cuando ya estábamos metidos en nuestro coche y a punto de marcharnos, vimos que de una casa salía una señora, le saludamos con la mano, y nos fuimos sin decirle nada.
Las otras veces ha sido en primavera o verano, y entonces ya hemos visto a más gente. De hecho esta última vez se veía mucho movimiento, casualmente coincidimos con el día en que los vecinos estaban limpiando de malas hiervas todas las calles del pueblo.
El Collado está situado a 1085 metros de altitud. pertenece al municipio de Santa Engracia de Jubera, 18 kilómetros les separan.
El pueblo quedó despoblado en el año 1960
Como os he comentado, no me encontraba sola recorriendo sus calles, además de algún vecino, también me encontré con alguna que otra mascota.
Justo cuando me encontraba fotografiando las ruinas de la  iglesia de San Juan Bautista, apareció por allí Lucia, una de sus vecinas. Creo que era la misma señora que vi la vez anterior.
Esta vez si que nos saludamos y me contó y mostró algunas cosas del pueblo. De la iglesia me dijo que han tenido que poner esta reja, para evitar que entren a saquearla. De hecho me dijo que cuando el pueblo estuvo vacío, alguien rompió la puerta que había en su interior para quitarle los clavos para vendérselos a unos anticuarios y, que las dos campanas que había en cada una de las espadañas, que según ella se oían desde Arnedo, también las quitaron para fundir .
Bastante disgustada me decía que toda la culpa era del arzobispado que no se hacía cargo de nada y que dejan todo abandonado.
Muy ilusionada me mostró este nuevo refugio, que lo utilizan para reunirse y pasar su tiempo de ocio,  jugando alguna partida de dominó o de cartas.
Lo han construido en lo que antes fue su antigua escuela, que era la única de la zona, y que los niños no acudían en días de nieve.  Ella abandonó el pueblo cuando la escuela desapareció, por sus palabras deduje que igual ella fue la maestra del pueblo.
También me llevó a su casa para mostrarme el horno de pan. La verdad es que se sentía muy orgullosa de todas las mejoras que se están haciendo en El Collado.
Aunque vi farolas en sus calles, no creo que tengan luz eléctrica, creo que la energía la obtienen de las placas solares que también  vi en sus tejados
También contaban con dos ermitas, que actualmente de ellas tan sólo quedan sus ruinas. La de el santo Cristo y la de Santa Elena.
Dejamos El Collado para ir en busca de Buzarra otro despoblado.

(La Rioja de la A a la Z)