sábado, 20 de enero de 2018

Las Balsillas - Baza

Las Balsillas es otra aldea de la Sierra de Baza que pertenece al término municipal de Baza; emplazándose a 1.380 metros de altitud en la cuenca del arroyo Bodurria, el que unos kilómetros más abajo toma el nombre de río Gállego primero y de Río de Baza, después.
Esta aldea se localiza dentro de zona caliza del Parque, perteneciente al denominado Complejo Alpujárride, de edad permotriásica, constituido básicamente por rocas carbonatadas de origen sedimentario: calizas y dolomías y dentro de éste en la llamada Unidad de Santa Bárbara, o macizo central de la Sierra de Baza. En la vegetación dominante, junto al pinar de repoblación que se entremezcla con algunos ejemplares autóctonos de pino salgareño (Pinus nigra) y pino carrasco (Pinus halepensis), destaca la presencia de unos sabinares de media montaña en los que la especie arbórea dominante es la llamada sabina mora (Juniperus phoenicea) que se encaraman y trepan entre los paredones calizos. En la zona hay muchas cuevas, grutas y simas naturales como las llamadas Cueva Mora o Cueva Hunosa.
La aldea se encuentra en la actualidad totalmente deshabitada, de modo que actualmente tan solo se conserva remozada una casa que han reconstruido cazadores y amantes de la Sierra, la que precisamente se reproduce en esta imagen. Aun cuando hasta hace unos años este lugar tenía un importante papel religioso, contando con cura propio, que impartía curto en una modesta iglesia con la categoría de Ermita Sacramental, cuyos orígenes se remontan al año 1868, aun cuando en las actas del Ayuntamiento de Baza ya era citada con anterioridad este lugar con el título de "Feligresía de Las Balsillas", como contaba con su propio cementerio, que aún se conserva en la actualidad, uno de los tres cementerios que existen en la zona de Baza de esta Sierra, los otros dos están en El Moro y Los Mellizos.
El historiador de la Sierra de Baza José Sánchez refiere como el primer cura que tuvo esta parroquia se llamaba Don Francisco Román Moreno Cortés y el último Don Emiliano Domingo, que firmó su última partida de esta parroquia en el año 1974, fecha en la que ya estaba prácticamente despoblada esta aldea. A lo largo de este periodo se han contabilizado 3313 nacimientos en la parroquia, que abarcan a todos los nacidos dentro del ámbito territorial de la parroquia de Las Balsillas, siendo el período que registra mayor número de nacimientos los años finales del S. XIX y los primeros años del S. XX, con lo que se considera que este fue el periodo en que estuvo más habitada la zona. Muy dura debió de ser la vida en esta aldea, en la que los fríos y rigores del invierno se dejan sentir de modo particular, con años muy críticos como el llamado año de la gripe, en el año 1918, en el que en tan pequeño territorio se contabilizaron nada más y nada menos que 59 defunciones.
En el lugar abunda mucho el agua, que se embalsa, dando lugar a grandes balsas, de donde toma la aldea su nombre de Las Balsillas, en clara alusión toponímica a la presencia de balsas en el lugar.
Esta aldea tenía sus fiestas patronales en honor de la Santísima Trinidad, de la que existía un cuadro que se veneraba en la modesta iglesia parroquial, siendo muy nombradas las Fiestas de Moros y cristianos, que se celebraban en este lugar, así como la romería que en honor a la Santísima Trinidad tenía lugar. Actividades hoy totalmente perdidas.

(Proyecto Sierra de Baza)

Situación actual de la aldea: totalmente abandonada, aun cuando se conserva su cementerio, que siguen cuidando familiares y allegados de los difuntos que en él descansan.

Estación de Langa de Duero

Debido a la situación de esta estación en el punto medio del recorrido total de la línea, se estableció en ella la reposición de los caloríferos (recipientes metálicos llenos de agua hirviendo colocados bajo los asientos) para los coches de viajeros que eran llenados en Valladolid y en Ariza. 
Siendo de tercera categoría, disponía de dos vías de sobrepaso y la del muelle con su báscula y su gálibo. 
A mayores, encontramos un depósito con su correspondiente caseta que alojaba la máquina de vapor que bombeaba el agua. 
La estación está habitada y bastante bien cuidada, aunque faltan las manecillas del reloj y el cartelón con la localidad. 

(Esperando al tren)

jueves, 30 de noviembre de 2017

La Máquina - Ávila

Ubicado en la provincia de Ávila, surje a finales del siglo XIX como anejo de Encinares. Se trata principalmente de una factoría montada a orillas del Tormes, dedicada al tratamiento de la lana en sus diversas fases. Hubo épocas en las que trabajaron unas 70 personas, hombres y mujeres, la mayor parte provenientes de Encinares, también algunos de La Horcajada. Cerró el año 1954.

(Donde duerme el olvido) 

La Guardia Pilosa - Calaf

El pequeño pueblo de La Guardia Pilosa está documentado desde 1039 que es cuando se empieza a construir el castillos de Calaf .
Perteneció a la familia Cervera hasta mediados del siglo XIII y posteriormente a Calders, cuando fue integrado dentro de la baronía de Segur.
Está presidido por la iglesia de Santiago y tiene como eje la calle Mayor, con casas de piedra que en la actualidad están muy bien restauradas.
Está presidido por la iglesia de Santiago y tiene como eje la calle Mayor, con casas de piedra que en la actualidad están muy bien restauradas.
El pueblo fue abandonado en el siglo XVII, lo que supuso el progresivo derrumbamiento de la construcción hasta prácticamente su desaparición.
En el año 1974 se inicia con éxito la repoblación del pueblo así como la restauración de sus casas, calles y servicios.

(Pueblos fantasmas de Cataluña)

martes, 7 de noviembre de 2017

La Miñosa - Frenchilla de Almazán

La Miñosa, se trata de una localidad española en la provincia de Soria, en el municipio de Frenchilla de Almazán. En 1981 solo contaba con 6 habitantes que decayeron en 2  vecinos en 2010 (en 2002 se cerró la última casa) por lo tanto, se trata un pueblo de reciente despoblación aunque algunos edificios y edificaciones colindantes siguen estando en activo.
Sobre un altiplano de casi 1000 metros de altitud y rodeado por tierras de labranza dedicadas al cultivo de trigo, este despoblado se presenta en la ribera del rio de la Pesquera con apenas 10 viviendas de construcción sencilla aunque en 1842 estos hogares albergaban a 36 vecinos en total.
A pesar de que en su día tuvieron electricidad, la ausencia de agua y al aislamiento que supone un pueblo tan pequeño, que no tuvo ni escuela propia, hizo que los miñosanos emigraran a pueblos mas cercanos para vivir y gozar de las comodidades que no les ofrecía su pueblo natal, aunque muchos de ellos seguían y siguen cultivando las tierras que a este pueblo rodean.
La iglesia de Santa Maria Magdalena preside la Plaza Mayor, todavía en buen estado. La historia de la Miñosa, se pierde en los propios cauces de la Historia, siendo cobijo de los arévacos (pueblo prerromano perteneciente a la família de los celtíberos situada entre el sistema Ibérico y el valle del Duero).
Cerca de la Miñosa se encontraba situada la Cañada Real Soriana Oriental, gran vía pecuaria que une Sevilla y el norte de Soria, la mas larga de todas con cerca de 800 km de longitud.

(Pueblos del olvido)

Las Bellidas - Madrid

Dista 1,5 km de Piñuécar, cabeza municipal, y 1,5 km de la pedanía de Aoslos, perteneciente al municipio de Horcajo de la Sierra.
Las Bellidas  es un despoblado perteneciente al municipio de Piñuécar.
Solo queda una casa particular llamada Caserío de Bellidas, rodeada por varias edificaciones derruidas y mucha maleza y matorral.

(Ecotourism)



Lanuza - Huesca


De nuevo, un pueblo queda bajo las aguas del Embalse que lleva el mismo nombre que el municipio. En este caso se trata de Lanuza, en Huesca. La construcción del embalse en 1976 hizo que poco a poco fuera despoblándose hasta que a finales de la década acabara totalmente abandonada. Además parte del término municipal quedó bajo el agua. Actualmente se han conseguido recuperar algunas construcciones que han emergido a la superficie.

(Clubrural)